976 48 21 46     Envíenos un email    
Inicio > Blog > Financiación para Startups. Notas Convertibles

Blog

Financiación para Startups. Notas Convertibles

Publicado el 20/05/2021

Financiación para Startups. Notas Convertibles

Una de las formas y estructuras contractuales más sencillas y rápidas que tienen las startups para obtener financiación en etapas tempranas de su actividad (pre-seed, seed), ya sea de gente cercana (FFF), Business Angels o Venture Capital, es a través de la comúnmente denominada “nota convertible”, denominación que procede de la traducción directa del inglés “convertible note”, siendo su naturaleza jurídica la de préstamo convertible ( en capital social), que puede ser participativo o no.

Es importante en cualquier caso tener en cuenta que una Nota Convertible en realidad es deuda que contrae la compañía con el inversor a cambio de un dinero, y por tanto mientras la compañía no obtenga el compromiso de conversión por parte del inversor, ha de tenerse en cuenta para el cálculo y previsión de potenciales desequilibrios financieros y/o patrimoniales y, como tal, debe manifestarse en las auditorías y procesos de Due Diligence en las que sea vea inmersa la startup.

En los préstamos convertibles la particularidad es la de que el prestamista (inversor), se reserva la posibilidad de capitalizar o canjear su préstamo por participaciones sociales o acciones, a una valoración de la compañía a la que presta y en el marco de rondas de inversión o aumentos de capital generalmente determinados o negociados de forma previa.

El contrato de Nota Convertible (préstamo) suele recoger los compromisos principales de las partes en el marco del correspondiente y futuro aumento de capital social en el que se articularía “la conversión” del préstamo y para el caso de que el inversor opte porque no sea devuelto, de modo que el prestamista en cierta manera ya asume de algún su condición próxima (y futura) de socio y, por lo tanto, la confianza en el buen desarrollo del proyecto empresarial, cuya valoración económica pueda crecer rápida y exponencialmente en las primeras fases de crecimiento, asegurándose una participación en ella y, tanto es así, que en muchas ocasiones es frecuente la inclusión de cláusulas de adhesión obligatoria del inversor/futuro socio al Pacto de Socios.

La parte más compleja se centra en determinar en la negociación, para evitar situaciones de bloqueo, las condiciones concretas de cada Nota Convertible, por ejemplo respecto a la valoración, dilución, límites, derechos adicionales o cuestiones relativas al momento en que cada parte podrá instar la conversión o la devolución del préstamo: un plazo antes o después del acuerdo de aumento de capital, con el simple transcurso de un plazo desde la firma, con la obtención de un hito de inversión a través de este canal.

En los préstamos convertibles se incluyen las cláusulas propias de todo contrato de préstamo, con las obligaciones características de prestamista y prestatario, siendo las más destacables las siguientes:

  • Intereses: Los inversores generalmente tienen vocación de entrar en el capital, más que de obtener una rentabilidad bajo este concepto, pero en España es preceptivo establecer un tipo de interés que no pueda considerarse por debajo de mercado, lo que supone muchas veces una complicación innecesaria incluso a efectos fiscales para el propio inversor (al contrario que en USA, donde prima la eficacia y la practicidad, incluso existen las Notas Convertibles sin intereses o fechas de vencimiento para la devolución o conversión )
  • Fecha de vencimiento: normalmente 12 meses para la opción por la conversión del importe del préstamo y sus intereses en capital social.

 

En la medida en la que el aumento de capital social en el que se integrará el prestamista se efectúa en un momento posterior, en el que razonablemente el valor de la compañía será superior al tiempo en el que dicho prestamista arriesgó invirtiendo en la compañía, se suelen establecer:

  • cláusulas de techo (cap), o de valoración máxima de conversión (dependerá de cada caso), dado que el inversor no suele aceptar convertir su Nota Convertible en capital a más valoración de la pactada.
  • cláusulas de descuento, que permiten “retribuir” o premiar el riesgo asumido por el inversor/prestamista al financiar en la fase temprana de la startup, con un porcentaje de descuento sobre la valoración (que se suele fijar en torno a un 20%). Ese descuento es para premiar el mayor riesgo asumido por el inversor que invierte antes en el tiempo.

 

Hay algunas variables que pueden hacer para ciertos inversores que las Notas Convertibles no sean el canal preferido, por ejemplo cuando se aporta capital sin que todas “las reglas de juego” estén cerradas y se tenga que asumir un Pacto de Socios a regañadientes, o de que siempre existe la posibilidad de que el inversor no decida convertir, con lo que su crédito automáticamente pasa a ser deuda que hay que amortizar, lo que en ciertos casos puede llevar a la startup a una situación de desequilibrio patrimonial muy importante y pueda lastrar su viabilidad, generándose un factor de incertidumbre, al que en cualquier caso las startups están ciertamente habituadas.

Pero las ventajas de esta fórmula son muy importantes sobre otros canales e inversión o financiación en el ecosistema de las startups, por el ahorro de costes que suponen (inferiores a los de una ampliación de capital pura y dura), su sencillez, que evita discrepancias en cuanto a la valoración, y su rapidez ( al quedar postergadas para la fase posterior de la ronda de inversión en la que también suelen entrar otros inversores cuestiones relativas a las cláusulas de control o preferencia, puestos en el Consejo de Administración, valoraciones, materias reservadas o vetos), así como que también permiten que la startup pueda desarrollar su Plan de Negocio y métricas para mejora sus ratios de cara a la próxima ronda de inversión, en beneficio de todas las partes.

Javier Salvador Ortega
Abogado
CRECEM ABOGADOS

Esta Publicación tiene exclusivamente carácter informativo sobre la temática legal cubierta y no constituye asesoramiento legal específico, que debe ser solicitado antes de emprender cualquier actuación concreta.

© CRECEM Abogados - Pza. Ntra. Sra. del Carmen, nº 8, segunda planta., 50004, Zaragoza, España - (+34) 976 48 21 46 - info@crecemabogados.com